The fringe I: escuchar para entender (o comenzar a hacerlo)

“A trend can materialize as a series of unconnectable dots that begin out on the fringe and move to the mainstream […] THE FRINGE, as we ‘ve just seen, is a group of unusual suspects engaged in work that’s directly or adjacentluy related to your own interests in looking for the future of X”.

Amy Webb

La de Javier Peña, claro está, no fue la única entrevista concertada por el equipo de KEYCHANGE. Además de avanzar con una primera etapa de nuestro desk research, que nos permitió realizar un benchmark e identificar otras materiotecas alrededor del mundo, comparar prácticas, unidades de servicio y modelos de negocio en relación a Materfad, una parte fundamental de la etapa de investigación consistió en escuchar de primera mano las voces de los protagonistas.

Tras la observación participante –el workshop con Valerie Bergeron fue uno de los primeros pasos- y la observación de estudiantes durante la visita a la materioteca, dos técnicas que nos permitieron registrar hechos observados, comentarios y notas personales, planteamos distintas entrevistas con stakeholders. El objetivo, en definitiva, era barrer el campo de acción y obtener insights que nos permitieran orientarnos en la búsqueda de señales.

Partimos, así, de nuestro fringe. Acordamos entrevistas con centros de innovación de materiales, academia, diseñadores, start-ups y gran manufacturers, encuentros que nos levantaron mucha información relevante:

quote-01

Estas quotes nos hablan de varias cosas. De la importancia de conocer de qué están hechas las cosas, de la responsabilidad que conlleva aquello que usamos, por un lado, pero también de la necesidad de rentabilidad, de la imposibilidad de centrarnos en el “maravilloso mundo de los materiales” si no tenemos o no sabemos cómo financiarlos. Nos hablan del conocimiento temprano y del papel de los estudiantes, de las nuevas generaciones. Nos hablan del futuro de los materiales, del hecho de que somos más de 7000 millones de personas y estamos sobreutilizando los recursos (de hecho, a la Tierra le lleva 1.6 años regenerar los recursos naturales que usamos en un solo año) y de que, eventualmente, tendremos que buscar alternativas.

Estos primeros insights nos permitieron descubrir, por ejemplo, que la Materioteca no aporta valor y que ese es precisamente el eje en el que KECHANGE debía trabajar. El siguiente paso, entonces, sería contrastar con estos insights con los usuarios finales –PyMEs, consumidores, diseñadores, pequeños productores- y descubrir si efectivamente es así y qué puede hacer Materfad al respecto.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s